lunes, 5 de agosto de 2013

Qué ver en #Durham, Inglaterra

Hoy, Durham, etapa poco conocida en esta vuelta por la isla de Gran Bretaña. Aún con poco tiempo una parada para ver la Catedral es casi obligatoria!



Luego del paréntesis en el relato, motivado por viajes y otras actividades que insumieron la mayor parte de mi tiempo libre, continúo con nuestro recorrido por Inglaterra. Mis disculpas a los lectores permanentes que prefieren pocas interrupciones!

Como decíamos ayer...

Seguimos viaje hacia Durham. Las parcelas verdes y las amarillas se van alternando y formando dibujos agradables... alguna que otra lluvia.

Con la visita a la Muralla de Adriano, nos hemos retrasado un poco con respecto a lo planificado y hoy nos perdemos el Evensong en la Catedral.

Este servicio, común en las catedrales de la Iglesia de Inglaterra (Anglicana) y similares, por lo general se ofrece a las 5 de la tarde, y es por supuesto gratuito. Aunque no reemplaza a una visita turística para recorrer, admirar el arte y fotografiar, sí se recomienda mucho para experimentar algo del espíritu de estos lugares. Además, usualmente los coros son buenísimos, muchas veces de las escuelas parroquiales. También es usual que al finalizar el organista toque alguna pieza de concierto o improvise. Otra vez será, entonces.

Aquí, un video sobre una jornada de Evensong en Durham. Como nota cholula, podemos agregar que Tony Blair, oriundo de Durham, asistió a la Escuela del Coro.



Luego de otra jugarreta de nuestro GPS, que nos llevaba exactamente a la calle opuesta al destino en la misma manzana, logramos dar con nuestro alojamiento. Castle View es un BB instalado en una bonita casa de jóvenes 250 años. Río mediante, justo enfrente del castillo, una ubicación excelente.
Muy recomendable, aunque el estacionamiento es un poco difícil.

Nos ubicamos y salimos apurados para tratar de ver algo y tener una primera impresión, mientras siga habiendo algo de luz.

Con 2000 años de prehistoria, la primera noticia de Durham es que los monjes del famoso monasterio de Lindisfarne (en Holy Island, más al norte), hartos de las visitas no anunciadas de los vikingos, y temiendo por los restos del venerado San Cutberto (St. Cuthbert), a quien estaba dedicado el monasterio, decidieron emigrar a latitudes menos insalubres. En su peregrinar llegaron eventualmente (995 AD) cerca del lugar donde hoy está emplazada la catedral y el castillo. La leyenda agrega que hubo una intervención milagrosa, pues el carro con los restos del santo no se pudo mover del lugar hasta que no se asentaron en las inmediaciones. Suena conocido?
El sitio es inmejorable para la defensa, pues está en una elevación importante dentro de una curva pronunciada del rio Wear.
Luego de la llegada de los normandos, el territorio de la Northumbria fue gobernado por príncipes-obispos, que se encargaron de proveer defensa, ley y religión en esa esquina del territorio, tan expuesta a los ataques de los escoceses de más al norte. Estos gobernantes gozaban de una gran autonomía, con sus propios ejércitos, moneda y cuerpo legal. Las últimas independencias legales le fueron abolidas a Durham recién en el S19. El castillo y la catedral son hoy Patrimonio de la Humanidad.

Luego de haber sido centro carbonífero en la época del mineral, Durham es hoy una ciudad universitaria (1838, la 3a. más antigua luego de Oxford y Cambridge), con colleges desparramados por todos lados, por lo que hay bastante movimiento juvenil.



Desde el punto de vista viajero, su Catedral es para no perdérsela, si es que hay tiempo. Por sí sola justifica una visita a la ciudad. Vamos hasta allí, pero ya ha pasado el horario de visita.

Recorremos a pie el casco antiguo, disfrutando la primer area peatonal de Inglaterra. En realidad, no es que no se pueda entrar con vehículo, lo que no se puede es salir sin pagar. Muy efectivo.
El castillo todavía se levanta en su monte artificial (motte), como hace 1000 años. Hoy es sede universitaria.
Por fuera, el aspecto de la catedral es muy raro pues una equivocada 'limpieza' en el S18 que consistió en rebanarle un poco de piedra a las paredes (entre 5 y 8 cm), la ha dejado con una 'piel' muy poco atractiva.


Cenamos en un restaurante italiano... una pizza bastante bien hecha. La camarera nos confía que es de la república checa... se muestra muy sorprendida cuando le pregunto si de Brno... no parece que haya muchos clientes que hayan alguna vez estado allí.

****


Al día siguiente, luego de un buen desayuno en el prolijo comedor del BB, nos vamos a caminar por la orilla del río, admirando desde la orilla de enfrente el conjunto del castillo y la catedral. 

Este magnífico puente es del S12. Se construyó mucho más largo que lo necesario para cruzar, para evitar subida y bajada de los arreos de animales, y no sufrir el barro de las orillas. De paso, prevenirse contra las inundaciones.
Al fondo el castillo. Y un incongruente cartel pregonando una obviedad: 'Bella Italia', nos recuerda que la gente no vive sólo de la historia y del arte...









Un lindísimo paseo nos lleva a cruzar por otro puente hacia la ciudadela y de allí subimos a la plaza de la iglesia. En una época, ésto era todo el poblado. Hasta que el príncipe-obispo (S12) decidió trasladar a la gente más allá de los muros, y se construyeron los puentes.



Admiramos nuevamente el exterior, al cual hay que imaginarse con 'piel nueva' y probablemente policromado.
Esta 'fortaleza de Dios', está situada, espacio libre de por medio, simbólicamente frente a la 'fortaleza del Hombre' o sea el Castillo.
Aunque por la magnitud del conjunto no lo parezca, la torre-campanario es la más alta de Europa... 65,5m!
Atravesamos el portal de entrada, donde se aprecian bien los efectos de la 'limpieza', y vemos el magnífico llamador de bronce del S12, con el cual cualquier malhechor tenía derecho a golpear, si llegaba hasta aquí, en busca de 'santuario' fuera del alcance de la ley... 



Cerca de la entrada, una línea de mármol negro en el piso indica cuan cerca del altar podían situarse las mujeres, en los tiempos en que ésta era una abadía benedictina.

Nos sentamos un rato para apreciar con todos los sentidos las proporciones perfectas de este interior, uno de los mejores del románico en europa. Simplemente maravilloso. Incorpora también elementos góticos, como arcos de punto y flying butresses (arbotantes), revolucionarios para la época (1093-1113)

Sus proporciones y sus columnas con decoraciones en chevron (galón, o series de 'v' unidas)... producen una gran impresión. Y por suerte, por respeto a Saint Cuthbert, en cuyo honor se erigió, casi no hay monumentos funerarios. Lo que ayuda bastante porque mantiene la simplicidad original. San Cutberto reposa finalmente allí, lo mismo que San Beda (venerable Bede). Un religioso intelectual del S8, Beda escribió sobre muchos temas, entre los cuales se destacó una Historia Eclesiástica de Inglaterra, considerada el primer escrito histórico sobre esta tierra. Como nota curiosa, Beda fue el que popularizó la notación AD (Anno Domini) (años transcurridos desde el nacimiento de Jesús de Nazareth) para simplificar la forma de medir el paso del tiempo, ya que hasta esa época había varios sistemas, a cual más engorroso, casi siempre basados en las dinastías reinantes.
Volviendo a la Catedral, en lo básico el edificio se completó en relativamente poco tiempo para la época (unos 40 años), con algunos agregados posteriores; y la Reforma casi no lo tocó, salvo algunas estatuas que decoraban el exterior, y destrucciones varias del mobiliario.

Este templo se encuentra en pleno funcionamiento, y para resaltar ese punto hay varias obras de arte contemporáneo en el interior, como un vitral que representa las distintas actividades cotidianas de la comunidad, y otro con una notable perspectiva de la Última Cena, vista desde arriba.

Como dije, no hay manera de sacar fotos en este interior. Una verdadera pena.
Pero les dejo un interesante video con buenas vistas. La explicación en inglés, pero igual las imágenes dan una buena idea,


Durham Cathedral (documental de The Guardian, 8' 41", en inglés)




El claustro, y el castillo enfrente, fueron usados para representar a Hogwarts, la escuela donde estudiaban Harry Potter y sus amigos... lo reconocen?




Ya debemos partir. York nos espera.




No hay comentarios:

Publicar un comentario