miércoles, 7 de junio de 2017

Hacia el Parque Nacional Perito Moreno

#patagonia #pnperitomoreno


Como deciamos en la última entrega, salimos del lago San Martín y retomamos la ruta 40 .

La idea es seguir hasta Gobernador Gregores, porque circular por el ripio puede resultar cansador. Además, hay que ubicar un cajero automático, hacerle el mantenimiento correspondiente al auto... en la Patagonia profunda todo esto conviene planificarlo previamente.

Claro que a medida que avanza el tiempo y se va pavimentando, la 40 va dejando de ser lo que era, para disgusto de los puristas y beneplácito de los pobladores. Por suerte, sigue siendo mágica.

Así que cuando vimos la ruta provincial que llevaba hacia Gregores, por allí nos desviamos, como podemos ver en el mapita que sigue. 

Mapa: TurismoRuta40.com.ar
Lo cual fue una inesperada bendición, ya que en el trayecto, y con el agravante del bamboleo del auto, Gloria se comenzó a sentir mal.

En la zona central de Santa Cruz, a la vista del Cerro Ventana (nombrado así por George Musters, inglés, viajero solitario por la Patagonia acompañando a una banda de tehuelches) , en un sitio que supo ser un parador Aónikenk (Tehuelche), comenzó, a comienzos del S20, a formarse un pequeño conglomerado de instalaciones para brindar servicios a los viajeros que iban y venían a las estancias de la zona.

Digresión: las memorias de George Musters son muy entretenidas e ilustrativas de la cultura tehuelche en esos años. Las recomiendo para los amantes de la Patagonia!

La caída de los precios de la lana luego de la Primera Guerra trajo problemas en la principal actividad económica, que se reflejaría en un mayor desempleo y finalmente en los trágicos sucesos que se conocen como de la 'Patagonia Trágica', o 'Rebelde' (1920-21).

De la zona era uno de los personajes célebres de esos incidentes, lamado 'Facón Grande'. Hoy hay un monumento a los caídos en esos años.

Posteriormente surgieron las chacras que hoy, favorecidas por el riego disponible, verdean y dan vida a la ragión, y en 1925 el poblado recibe el nombre de 'Cañadón León'

Lo primero que hicimos fue ir directo al hospital para que Gloria tuviera atención. Encontramos un hemoso edificio, casi desierto.

Nos atiende el médico de guardia, que estaba allí porque era el único, a pesar de que era anestesista. Es uno de los problemas actuales de la provincia: mucha obra pública casi abandonada porque luego de terminada no se completó con personal especializado y suministros. (Esto nos lo contó el médico).

Luego de una revisación el doctor estuvo de acuerdo con el autodiagnótico de Gloria y le recetó un antibiótico.

Ya iba anocheciendo... nuestra próxima tarea es encontrar una farmacia. La ubicamos y por la ventana nos entregaron el medicamento... la noche no fue muy tranquila pero a la mañana ya Gloria estaba bien como para seguir.

De la ciudad de Gregores no puedo contar mucho por las especiales circunstancias que vivimos, pero parece haber bastante movimiento, principarmente debido a las nuevas actividades económicas en torno a la minería. Los alrededores son muy verdes y dan testimonio de una actividad agrícola que todavía es fuerte.

De vuelta en la ruta 40 y entrando en el acceso al Parque por la ruta provincial 37, a la altura del Paraje Las Horquetas, el paisaje comienza a ser reconfortante, con montañas azules y alguna que otra instalación ganadera. (son 100 km hasta la estancia)


A la entrada del Parque, esperamos nuestro turno para registrarnos.



TIP: A pesar de no ser obligatorio, es bueno hacerlo y siempre avisar en tu alojamiento qué salidas vas a hacer, aunque sea con vehículo. El Parque es muy solitario y hay que prever contingencias.


Finalmente llegamos a nuestro destino: la estancia 'La Oriental', que es la única que está dentro del Parque. Está a 100 km de la ruta 40.


Cuenta con capacidad de alojamiento muy limitada, posibilidad de hacer allí las comidas... 


y tanque de combustible de emergencia para los pasajeros, muy conveniente.


Otra opción es la estancia 'Menelik”, que no está dentro del Parque pero lo suficientemente cerca como para considerar.


Llegamos, arreglamos nuestro equipaje y nos acomodamos...
Gloria ya está casi totalmente recuperada.


Hacemos un poco de sociales con la dueña y otros pasajeros, y comemos como leones. El ripio y el paisaje abren el apetito!

Mañana saldremos temprano para el primero de los dos dias que le dedicaremos a este Parque, que nos resultó verdaderamente espectacular.



Hasta la próxima!


Enlaces interesantes para tu planificación:




Te gustó? Inscribite más abajo, colocando tu email, para recibir las novedades de Andanzas a medida que se publican.
O entrá a curiosear en la versión Facebook de Andanzas Blog de Viajes, y si te interesa, anotate para formar parte del grupo Andanzas y así estar al tanto de las novedades y de otros viajes!