lunes, 4 de marzo de 2013

Lake District - #Keswick

Hoy partimos con rumbo al norte, y pasaremos por el Lake District, (distrito de los lagos) rumbo a Escocia.
Bajamos a desayunar. Esta vez, compartimos la mesa con un matrimonio de York, muy agradable, y otro canadiense. El hombre muy simpático, ella, muy robadora de cámara y de esas personas que, estando en Gales, insisten en contarnos lo bien que lo pasaron en un pueblito de Italia... Una mesa, en este caso, es un mundo.
Nos despedimos de nuestros anfitriones, que parecen un poco cansados. Es que, como ya comenté, este trabajo es muy demandante y muchos huéspedes no entienden que atender a la gente es, a veces, desgastante. Como nos confió Janis, la dueña, 'hablar con la gente me significa mucho gasto de energía'. Aquí lo hemos notado. Aunque seguimos recomendando el lugar!


Ver mapa más grande

Cargamos el auto y salimos a la ruta. Al poco andar abandonamos Gales y volvemos por un tiempo a Inglaterra. Lindo viaje, buenas autopistas... una cosa me desconcierta: no se ven carteles que indiquen velocidad máxima. A veces, en zonas más urbanas, vemos máxima 30 o 40, otras 70... y luego, fin de restricción! Me limito a fluir más o menos con el tránsito, aunque a veces no me animo a seguirlo y me pongo a circular por el carril más lento. Más vale prevenir.
Vemos zonas industriales... muchos camiones... centrales atómicas, fábricas... vamos dejando a derecha e izquierda a Manchester y Liverpool, un poco después Blackpool, popular lugar de veraneo... a veces se mezclan colinas verdes, ondulaciones, ovejas, setos vivos...

****

Entramos finalmente en el  Lake District (distrito de los lagos), un cuadrado de aproximadamente 45 km de lado, con modestas montañas y que hoy sede de un parque nacional muy visitado (unos 16 millones de visitantes/año). Parece que la gente busca hoy, lo mismo que en el siglo 19, recargar sus baterías en contacto con la naturaleza.



Lake District, Cumbria, UK



Si me perdonan la digresión, transcribo la primera y última estrofa de un poema acerca de un campo de narcisos a orillas de uno de estos lagos. Inspiró al poeta romántico Wordsworth una de sus más famosas poesías:

I wandered lonely as a cloud                                                                                                                                                                
That floats on high o'er vales and hills,                                            
When all at once I saw a crowd,
A host, of golden daffodils;
Beside the lake, beneath the trees,
Fluttering and dancing in the breeze.

***
***
***
I gazed-and gazed-but little thought
What wealth the show to me had brought.

For oft, when on my couch I lie
In vacant or in pensive mood,
They flash upon that inward eye
Which is the bliss of solitude;
And then my heart with pleasure fills,
And dances with the daffodils.


Qué mejor reflexión acerca de las imágenes que uno va recogiendo en un viaje?
                                                           

Para los que se interesen, aquí se tiene acceso al texto completo, y a una versión leída en un muy correcto inglés. Y aquí hay una traducción, aunque no creo que le haga justicia al poema.

En aquella época, donde la ciencia, la uniformidad y la vida urbana se imponían, en relación simbiótica con la Revolución Industrial, un grupo de personas se declaraba 'independiente' y nacía el Movimiento Romántico, que reivindicaba la emoción y la naturaleza. Algunos poetas, principalmente William Wordsworth y sus amigos Coleridge y de Quincey, se 'retiran' por temporadas para embriagarse de naturaleza (y un poquito de opio) y producir sus obras.


Windermere, Lake District, Cumbria, UK


Vida novelesca la de este Wordsworth. Nacido en la región, educado en Cambridge, de joven recorrió Europa emocionándose con los Alpes, donde tuvo una 'sublime epifanía'. Cuando a nadie se le ocurría escalar una montaña 'porque estaba ahí', como dicen hoy los montañistas, él lo hacía.
Fascinado con la Revolución Francesa, se enamoró y tuvo una hija en Francia. La falta de dinero y las guerras entre Inglaterra y Francia lo obligaron a regresar. Con el tiempo se retira a una cabaña en el Lake District (Dove Cottage) en compañía de su hermana, y comienza su producción poética, recibiendo en su modesta cabaña a sus amigos por largas temporadas. Con su éxito como poeta, ya convertido en referente del Movimiento Romántico, se muda a una nueva casa más opulenta. Vuelve a Francia para arreglar la situación de su antigua pareja y su hija, a quienes remitirá unas buenas pensiones. Posteriormente se casa con una antigua compañera de colegio y vivirá en la región hasta su muerte, habiendo cambiado bastante su antigua ideología. Hoy sus residencias, mantenidas por un trust, han sido convertidas en museos que son lugares de peregrinación de poetas y lectores de poesía.

****

Entrando ya en la región de los lagos, el paisaje se vuelve mucho más interesante, las colinas son más altas, los bosques más densos y los prados más verdes.

Llueve, llovizna, sale el sol... el tiempo nos acompaña, uniformemente variado en las distintas zonas de la Gran Bretaña.

Lake District, Cumbria, UK


Si uno viene con mucho tiempo se pueden pasar en el parque un par de días de descanso. Hay infinidad de senderos para caminar, y excursiones lacustres. Si el viajero ya ha tenido la experiencia de bosques, lagos y montañas, como es el caso nuestro, no se va a impresionar mucho por esta zona y lo mejor es hacer una parada en el camino a Escocia, y llevarse una idea general.

****

Keswick, Lake District, Cumbria, UK
Otra personalidad de la región fue Beatrix Potter, la creadora del inefable personaje Peter Rabbit (entre nosotros, el Conejo Pedro). Nacida en Londres, de chica conoció estos lagos y aquí se inspiró para escribir e ilustrar deliciosos cuentos infantiles. Publicó a su costo, pues no consiguió editor, sus primeras obras en 1901. 








Windermere, Lake District, Cumbria, UK
El resultado fue tan fenomenal que no tuvo problemas en editar sus posteriores títulos. Sagaz administradora de su fortuna, ecologista antes de hora, fue armando una granja de 4000 acres que luego donó al National Trust. Y además,  naturalista aficionada (fue la primera en sugerir que los líquenes eran asociaciones simbióticas de hongos y algas. Escribió un paper que no pudo presentar en la Royal Society por ser mujer, y lo tuvo que hacer un amigo... hace unos años le hicieron un desagravio por esto!)





****


La zona sur del parque es más visitada, con atracciones para todo el mundo y congestionamientos de tránsito. Vemos multitudes y flotas enteras de ómnibus turísticos.
Aquí están los museos dedicados a Wordsworth y a Beatrix Potter.



Windermere, Lake District, Cumbria, UK


Por eso hemos decidido pasar de largo, haciendo una breve parada en Windermere, que resulta ser una pequeña ciudad sumamente concurrida a pesar de que ya ha pasado la mayor parte de la temporada (hoy es 14 de setiembre).

****

Seguimos hacia la parte norte del parque, hacia nuestro destino: la pequeña ciudad de Keswick (aquí se pronuncia késic). Y significa 'granja de quesos'.


Keswick, Lake District, Cumbria, UK


A orillas del lago Derwentwater, más tranquila y menos multitudinaria, Keswick tiene una larga historia. De orígenes vikingos, luego conocida en la Edad Media por sus minas de pizarra, cobre y plomo y grafito, se convirtió en 'resort' en la época victoriana, buscado por la gente de las ciudades que venían a 'conectarse con la naturaleza'. Toda la zona es muy popular por sus senderos, excursiones náuticas, y por los que quieren llevar su perro en sus vacaciones.
Otros atractivos de la ciudad, para el que tenga tiempo o necesite pasar las horas de un día lluvioso: un Pencil Museum, que traza la historia de este modesto implemento; y el Theatre by the Lake, donde de puede asistir a una función de la calidad de Londres pero a una fracción del precio.

Llegamos a nuestro BB: Brundholme. Nos toca un cuarto en el piso 2 (por supuesto sin ascensor). El hombre insiste en llevarnos las valijas, y no permite que yo me haga cargo aunque sea de una... llega arriba agitado, el pobre.


Keswick, Lake District, Cumbria, UK


Instalados, salimos a caminar... disfrutando de las nubes, la garúa y algún ocasional agujero luminoso en el cielo. Un parque muy bonito y extremadamente cuidado, embarcaderos para lanchas y botes, casi todas de antigua construcción de madera, como en el Tigre (delta del Paraná, Argentina). Interesante la pequeña ciudad, toda en piedra en un estilo victoriano correspondiente a la época de su boom turístico.


Keswick, Lake District, Cumbria, UK


Cenamos en un agradable restaurante italiano, dado que los pubs locales estaban llenos.

A descansar que mañana nos vamos para Escocia!


1 comentario:

  1. Gracias Enrique por tu comentario en mi blog! Ya mismo me agrego a seguirte!

    ResponderEliminar