domingo, 4 de marzo de 2018

3 razones para visitar Los Antiguos


#losantiguos #patagonia #argentina

Los AntiguosFebrero 2007

Como dijimos anteriormente (aquí), salimos de la Hostería en Cueva de las manos y nos dirijimos al empalme con la ruta 40.

Es un magnífico día y se aprecian los distintos colores en la tierra... finalmente llegamos al pavimento y ahora sí rodamos hacia el norte.

Llegando a Perito Moreno, el paisaje cambia, como en muchas colonias agrícolas patagónicas, y desde la distancia se aprecia el verde de los árboles y cultivos.

Tomamos luego hacia el Oeste, y la ruta hacia Los Antiguos nos parece un billar.

Al rato aparece, a nuestra derecha, el enorme lago Buenos Aires, y al fondo, la cordillera.


Del lado chileno el lago se llama General Carreras... no entiendo esta costumbre de ponerle dos nombres a una misma cosa, menos aún a ambos lados de una línea imaginaria sobre el agua....

Este lago, en su conjunto, es el más grande de la Patagonia, y el segundo en Sudamérica, luego del Titicaca.

***
Llegamos a nuestro alojamiento... donde no tenían la menor idea de nuestra reserva. La culpa, por supuesto, era del 'empleado que estaba antes'... igual no hubo problema en darnos una habitación.

Bastante berreta, por cierto. Estamos en Patagonia.

En los últimos años la oferta hotelera ha mejorado mucho, por lo que me cuentan. Bien por Los Antiguos!

***

Hay tres grandes razones para incluir Los Antiguos en una gira por la Patagonia argentina o en un recorrido por la mÍtica Ruta 40:

* El camino del Monte Zeballos.

* El pueblo y la zona de chacras de fruta fina visitables.

* La posibilidad de darse una vuelta por la región de Aysén, (Chile), ya que la frontera está a pocos kilómetros al oeste.

***

Eso sí, en la estación de 'servicio' no cambian el aceite del motor. Hay que comprar una lata (que sí se vende) y luego ir a lo del mecánico para que haga la operación.

Tampoco se lavan autos. Así que ubico un señor que en un terreno baldío lava, a mano, al Polo. Por lo menos le saca el barro pegado desde quién sabe cuándo.

División del trabajo, estilo patagónico!


Nos enteramos de que una señora muy mayor hace unos tés riquísimos en su casa... allí vamos. 


Nos atiende muy atenta, pero recién empezará a servir cuando terminen de hornearse sus panes y tortas... nos quedamos a esperar, porque el lugar es minúsculo y se está llenando de gente...


Mientras tanto, damos una vuelta por su pintoresco jardín, completo con estanque de patos... y pavos.


Luego vamos a misa y visitamos el 'punto panorámico' donde se tiene una buena vista del pueblo y sus granjas, y más allá, el inmenso lago azul y la cadena de montañas que lo protejen.


No recuerdo bien dónde cenamos, pero el pueblo cuenta con varios lugares aceptables.

***
Al día siguente, me dedico primero a conseguir los filtros necesarios, y luego visito al mecánico para el cambio de aceite.

Luego nuestro plan era recorrer la ruta del Monte Zeballos. (Ruta provincial 41, ver mapa aquí).

A poco de salir, observo un mensaje en el tablero indicando alguna falla en la presión de aceite.

Vuelta al mecánico, que por suerte está...revisa. Todo bien. Pero hay unas gotitas de líquido claro... resulta ser del aire acondicionado.

Nada que hacer por estas latitudes... tentré que esperar a llegar a Esquel para ubicar un especialista.

Así que, a cambiar los planes: dedicaremos la tarde a visitar chacras dedicadas a la fruta fina, otro atractivo principal de Los Antiguos.

***
Tuvimos suerte.

En la primera que elegimos, nos atiende una viejita de 78 años, la abuela de la familia.


El resto de la familia se ocupa de todas las demás tareas típicas de esta industria, pero ella es la encargada de la venta al público. Nos cuenta que lo que logra vender es para sus gastos personales...
( Y aprovecha para charlar con nosotros más de una hora, de todo un poco).

***
Lo que sigue es una apretada síntesis de su charla. Quedan afuera unas cuantas anécdotas muy interesantes!

En 1991 el cercano volcán Hudson (Chile) entró en erupción, cubrió de cenizas la zona de Los Antiguos y se perdieron cosechas, ganado y habitantes por varios años. Un verdadero desastre.

Representó además un serio peligro sanitario para la población, al causar las cenizas problemas respiratorios. Esta señora se quedó de voluntaria ayudando como enfermera en el hospital, cuando muchos pobladores optaron por abandonar sus casas y chacras refugiarse donde pudieron.


En cuanto se dieron las condiciones para volver, muchos consiguieron préstamos para poner en condiciones sus chacras, y otros (como ella) no, 'porque eran radicales'.

Está contra el 'asistencialismo' y dice que muchos jóvenes ya no quieren trabajar.


Reconoce a Alicia K por su trabajo organizando cooperativas para la fabricación artesanal de dulces, dando así oportunidades a muchas mujeres para complementar la economía familiar.

Pero no se la traga a la cuñada (Cristina), 'muy antipática y demasiado bien vestida en sus visitas al pueblo'.

Nos vamos con duraznos, damascos y ciruelas como para ir comiendo en el viaje!

***
La segunda chacra que visitamos se llama 'El Tambito'.


Como su nombre lo indica, se dedicaban principalmente a los lácteos... nos atiende un chico y nos llevamos un par de kilos de dulce de leche. Mmmm!


***
Para nuestra tercera visita de la tarde, nos vamos hasta El Rosedal.


Las flores, en gran profusión, están en el jardín... nos recibe la dueña de casa. No están vendiendo fruta, porque no les rinde. Lo que se vende bien es la cereza, que se exporta.

***
Don Neno

Se trata de una familia, antiguense desde hace muchos años, donde trabajan todos... los chicos estudian y en verano dan una buena mano.


Como muchas otras, es una explotación verticalmente integrada: cultivan frutas, secan para acumular materia prima para el invierno y elaboran dulces.

Mucho optimismo y ganas de progresar se ven aquí.... la hija adolescente nos explica con lujo de detalles el cultivo de la frutilla, y nos llevamos una tarta que luce exquisita! 

Aquí  los vemos en una segunda visita (2009) a Los Antiguos.

***
Hoy cenamos un exquisito guiso de cordero. Parece mentira pero no en todos lados se encuentran restaurantes que sirvan cordero... justo en la Patagonia.

***
Ahora, a descansar... mañana tenemos previsto insistir con el camino del Monte Zeballos. Esperamos que la pérdida del aire acondicionado no se haya agravado!


Enlaces interesantes:

Mapa de la zona de Los Antiguos, Meseta del Lago Buenos Aires y Ruta 41







No hay comentarios:

Publicar un comentario