sábado, 23 de marzo de 2013

Pitlochry - Escocia

#pitlochry  #escocia

Contenido revisado y actualizado 9/2018
Contents revised and updated 9/2018


Setiembre 16 y 17, 2012.

Lo que el whisky no cura, no tiene cura.
                                                   Proverbio Escocés


Aparte de ser una escala antes de llegar a Edinburgo, qué nos lleva a visitar #Pitlochry?

Nombre que no figura en la lista de los destinos más usuales. 

Se trata de una pequeña ciudad, puerta hacia las Tierras Altas, que se hizo relativamente popular luego de que la visitara la reina Victoria, y se difundió que  SM quedó encantada con sus paisajes. 

A partir de alli creció y hoy conserva su arquitectura victoriana. Es un destino muy buscado por los locales porque tiene innumerables senderos para caminar, hay buen teatro y festival de artes en verano... 

Y también porque en la zona hay varias destilerías de whisky, el néctar escocés por excelencia (también una de sus más importantes exportaciones). 

Además está cerca de Balmoral, la residencia de verano de la Reina, y del castillo de Blair, sede del antiguo reino de Atholl donde hoy subsiste el último ejército privado (legal) de Europa, curioso remanente del antiguo sistema de clanes.

Nuestro BB (izq), Pitlochry, Escocia

Llegamos con lluvia. 

Acomodamos nuestras cosas en el BB Craigroyston, (pagos del famoso Rob Roy) que resulta muy agradable, y salimos a comer algo. 

De regreso, Gloria decide quedarse a disfrutar de nuestro alojamiento, con un buen libro y mirando la lluvia por la ventana... yo me voy a visitar Edradour, 'la más pequeña destilería (legal) de Escocia' como ellos muy orgullosamente proclaman.

Elegí esta destilería por ser algo especial, ya que el proceso es artesanal, mínimamente mecanizado. Y también porque no tienen problemas con la fotografía... no hay ningún secreto que proteger.

El camino es muy bonito, en medio de nubes muy bajas, verdes colinas, granjas, el increíble pueblito de Moulin, casi un suburbio de Pitlochry... la ruta termina siendo de una sola mano en el último tramo.

Con buen tiempo, puede hacerse este paseo a pie, dicen que es muy agradable.

Llego bastante temprano, y tengo que esperar la próxima visita guiada en el bar, donde comienzo probando una dosis del elixir estacionado en toneles que previamente han sido usados para añejar Madeira, rebajado, como es costumbre, con un poco de agua natural. 

Para estar atento durante la visita, luego un buen té viene bien.

Aparece nuestro guía, que luego de mostrarnos un video nos cuenta la historia de la firma con un acento escocés muy marcado. 

Una cosa interesante es que esta persona desempeña otras funciones, como supervisor y catador... la empresa es tan pequeña que casi todos los empleados hacen de todo. 

Como comparación: destilan unos 100.000 litros por año, en tanto la muy conocida Glenlivet produce esa cantidad en una semana. 

La charla general termina con una degustación de un par de productos: una malta de 10 años y un licor de crema al whisky, ambos exquisitos.

De allí salimos, y como la destilería es un conjunto de pequeñas construcciones, tenemos que abrir los paraguas cada vez que vamos a ver una parte diferente del proceso!

Edradour, Pitlochry, Escocia.

Un breve apunte acerca de la elaboración del whisky: 

A partir de la cebada germinada y seca, se obtiene por fermentación una especie de cerveza con un bajo contenido de alcohol. 

Ésta se destila dos veces (a diferencia del whiskey irlandés, que tiene una e y una destilación más), la primera lleva el líquido a un 20% de alcohol, y la segunda, a cerca del 70%. 

En esta última, se usa el tercio medio (el cuerpo) del destilado, la 'cabeza' y la 'cola' vuelven a entrar en la segunda destilación.

Edradour, Pitlochry, UK.

En tres días se pasa desde la cebada malteada hasta el whisky crudo, listo para estacionar en toneles de roble, por un número de años de acuerdo a la calidad del producto final. 

Ellos elaboran solamente 'maltas puras', es decir, no mezcladas con otros whiskys. 

Los toneles pueden haber tenido previamente una carrera distinguida añejando distintos vinos finos, como Jerez, Borgoña, o Porto, lo cual luego será indicado en las etiquetas.

Edradour, Pitlochry, Escocia.

Durante el estacionamiento, hay una merma del líquido de los toneles por evaporación. A esto lo llaman, poéticamente, 'la parte de los ángeles'. 

Normalmente, se completa el volumen con agua hasta llegar a la proporción de alcohol justa y se embotella, aunque también se venden algunos whiskys bottled straight from cask (embotellados directamente de tonel) que son muy fuertes y se degustan siempre con agua.

El whisky tradicional contiene sustancias que se vuelven túrbidas a bajas temperaturas. Por eso no se toma con hielo, sino con agua natural.

Durante la 'ley seca' en USA, muchas pequeñas bodegas (dicen que ésta también) tuvieron un muy buen mercado gracias al contrabando allí. 

Pero entonces tuvieron que someter el producto a un proceso de enfriado y filtrado, para que no se pusiera turbio al agregarle hielo. 

Muchos whiskys, tanto maltas puras como blends, se exportan hoy con el proceso chill filtered. Los naturales dirán en su etiqueta: non chill filtered.

Luego de completada la visita, me quedo un rato en la tienda seleccionando algunas botellitas que serán bienvenidos regalitos, aunque siempre con terror al sobrepeso en el equipaje...

Durante la vuelta, el camino me parece hermoso, las colinas tienen un verde increíble... 

Las cosas que logra el whisky. 

Recorro el camino en un estado de felicidad muy explicable. Hasta entiendo cómo pueden aguantar este clima viviendo aquí todo el año... toda una epifanía!

A la noche, una rica cena en Fern Cottage, muy recomendable.

Para terminar, la nota cinéfila: hay una película (2012) de Ken Loach que se llama justamente 'La parte de los Ángeles' que tiene buena crítica. En cuanto la consiga en DVD, no me la pierdo!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario